Llevar una caja de cartón de las grandes, tipo IKEA, no es de lo más cómodo, así que esta nueva forma de llevarlas podría funcionar.
Se trata de un pliegue de cartón que se transforma de una especie de carretilla en unos sencillos pasos. Puede acoplarse a diferentes formas de cajas y, mientras que pesen menos de 20 kilos, podrá con ellas fácilmente, gracias a su adherencia con adhesivo biodegradable. Además, es reutilizable un par de veces y cuando ya no puedas pegarlo más, lo reciclas y listo.
Como curiosidad, las ruedas son típicos rollos de cinta adhesiva. Original es, eso si.



Tagged with:

Filed under: Cronica del CorrugadoTemas generales

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!