Invertir en tecnología debe generar resultados tangibles como un incremento de la productividad, la calidad y una estabilidad en el proceso de producción.
Por Gustavo Torres*
En este artículo, sería interesante repasar el historial de esta industria, la situación tecnológica  actual y las posibilidades que el futuro nos ofrece.
No es una novedad para muchos que la automatización en la industria del cartón corrugado parece llegar mucho más tard
De que al resto de las industrias que poseen procesos industriales. Si nos comparamos con nuestra hermana industria del papel tanto en fabricación como en conversión, por ejemplo, nos llevan una ventaja de al menos 10 años en el desarrollo de procesos automatizados. Mucho más «retardados» nos encontramos si nos comparamos con las   industrias más productivas del planeta como son la industria farmacéutica o la automotriz.
Los motivos para dicho retraso en el desarrollo parecen tener raíces en la forma desorganizada en que se ha fundado y desarrollado nuestra industria del cartón ondulado.

Hablemos de Historia

Las primeras apariciones del cartón ondulado, como hoy lo conocemos, datan de mediados del 1870 con nombres como Albert Jones, Oliver Long mencionados como los precursores al inicio de esa década, y un tal Thompson con su colega Norris, desarrollando la plancha de cartón corrugado con dos liners y una sección intermedia de ondas de papel.
Las primeras máquinas de corrugar no se diferencian demasiado en sus métodos a los utilizados en nuestros días. Ahora podemos trabajar más velozmente, en su mayoría gracias a los avances realizados en los almidones mas no en la maquinaria.
Incluso el corrugador más moderno no es capaz de garantizarnos una velocidad y calidad  de producción estable… ¡Después de 150 años!
El problema es sencillo de diagnosticar y bastante fácil de resolver.
El meollo está en el hecho de que «el proceso» de corrugar no está bajo control en la mayoría o ninguno de sus parámetros. Aún hoy dependemos en gran medida de la «inspiración» y el «arte» de nuestros operadores, lo que es inaceptable desde el punto de vista industrial, si se quiere sobrevivir en un medio cada vez más competitivo. Uno de los llamados «buenos días» de producción puede brindarnos hasta un 25% por encima de la producción promedio, ni hablemos del daño que nos produce si tenemos un día de los «malos».
Este punto es el que no ha evolucionado con el tiempo, lo artesanal de esta industria es lo que la mantiene retrasada en términos de productividad, calidad estable y lo más importante la impredictibilidad de los resultados del negocio. Hoy es muy difícil proyectar resultados para un ciclo productivo y tener cierto grado de certeza.
Esto era aceptable cuando con cierta fluctuación de los resultados las ganancias todavía nos mantenían «sobre la línea de flotación», pero cada vez más nos encontramos con márgenes de ventas tan pequeños que esta fluctuación impredecible ya no es aceptable.

¿Dónde están los procesos?

Fundamentalmente, lo único que puede llamarse literalmente un proceso industrial es la preparación de la cola, la preparación del papel y el encolado, es decir que el único proceso real se encuentra en una corrugadora. Esto significaría que los problemas de inestabilidad de resultados se reducirían si tuviéramos una producción estable en la corrugadora. ¡¡Bingo!!
La influencia de la calidad y predictibilidad de resultados de producción en tiempo y forma de la corrugadora no puede ser minimizada. Con un producto predecible en todos sus aspectos los resultados de una fábrica en general pueden incrementarse de una manera muy sustancial. No estamos hablando de correr la corrugadora más velozmente, sino en forma más estable.
¿Podríamos también soñar con una fábrica de cartón corrugado totalmente automática? Sí, de hecho hay plantas en Europa con un número muy reducido de operaciones manuales restantes.
Se han automatizado:
De la orden al despacho
Manejo de cuentas y clientes
Planeamiento de la producción
Proceso de corrugar
Manejo de producto como stock intermedio
Conversión automatizada, transporte interno
Terminación, embalaje y despacho automatizados

Pero todo comienza por la automatización del «proceso» de corrugar. Si producimos mala calidad y automatizamos nuestra planta sin tomar en cuenta el proceso, sólo conseguiremos producir mala calidad «automáticamente». Suena paradójico, pero es el caso de muchas fábricas en la actualidad.
Prestemos atención a las posibilidades que nos ofrece la tecnología actual. Los avances realizados en automatización de corrugadoras han revolucionado los procesos productivos en los últimos 5 años. Estamos siendo testigos de una transformación sin precedentes en la industria del cartón corrugado. En la próxima década, las fábricas ya no se verán como hoy, tendrán al menos todos los parámetros de la corrugadora controlados automáticamente, y con ello una calidad más estable y una producción más predecible y controlable.
Lo que ha sucedido es simplemente lo de siempre. La industria del corrugado es lenta de movimientos y ha demorado el cambio hasta que se ha hecho una necesidad imperiosa y en los próximos años casi una cuestión de supervivencia. Hoy no tenemos demasiado margen de maniobra, debemos proyectar inversiones en la automatización de las corrugadoras para los próximos 5 a 7 años si queremos mantenernos competitivos.
El primer paso debería ser la automatización de la corrugadora.
Los sistemas a que tenemos acceso difieren el el grado de confiabilidad y complejidad, pero los más completos y confiables realizan el trabajo del modo siguiente.

Dividiremos la automatización en dos áreas.
1- Automatismos orientados a la mejora de la velocidad promedio de producción
2 – Automatismos orientados a la mejora y estabilización de la calidad de producción

Velocidad promedio y sincronización de empalmes

Encontramos distintas versiones de distintos fabricantes de este tipo de módulos con distintos grados de confiabilidad (algunos realmente muy poco confiables) y con distintos grados de complejidad, siendo los más complejos productos que hacen que el operador se limite «sólo» a preparar los empalmes. Cómo lo hacen los que lo hacen bien?
Control de la velocidad de producción (debe ser estable para no afectar la calidad).
Control de la cantidad de material en el puente, mínima para reducir la pérdida de calidad.
Preparación de los procesos de empalmar optimizando dinámicamente la cantidad de material en el puente, sin afectar la velocidad general.
Calidad estable.
Cambios de tipo de cartón, calidad de papel y anchos automáticos sin variación de la velocidad. Calidad estable y mejora de promedio de velocidad.
Empalmes automáticos al final de bobina. Reducción de desperdicios.
Sincronización de empalmes durante cambios de clave. Reducción de desperdicios y mejora velocidad promedio.
Cambios de pedido automático de acuerdo a las cantidades requeridas por el sistema de planeamiento – evita sobre o subproducción.
Trazabilidad de los empalmes para ser eliminados a la entrada del extremo seco (rotary shear). Mejora la performance de las convertidoras
Este automatismo es hoy en día muy popular en Europa y con distintos grados de complejidad, standard con cualquier fabricante de corrugadoras nuevas. Este es sin duda el primer paso obligatorio para el programa de automatización de cualquier planta de cartón corrugado.

Mejora y estabilización de la calidad de producción

Los problemas de calidad en la producción de cartón ondulado son conocidas por todos: curvatura del cartón, carton mal pegado, cartón muy húmedo o muy seco (inestable).
En los tres casos mencionados el problema se concentra en la falta de control sobre los parámetros del proceso de corrugar. Dichos parámetros son cinco.
Temperatura
Humedad
Características de la cola
Velocidad
Tensión de las bandas de papel

El sexto parámetro, no por eso menos importante, es uno que no podemos controlar en la fábrica de cartón. La calidad del papel que utilizaremos. Esto se soluciona únicamente con negociaciones entre nuestro responsable de compras y nuestro proveedor (que lamentablemente a veces coinciden en la misma persona).
Si el papel es de mala calidad o de características inestables empeorará los resultados de cualquier optimización del proceso ya sea manual o mediante automatismos. La calidad del papel debe asegurarse estable trabajando en conjunto con nuestro proveedor habitual.
Salvando este sexto parámetro incontrolable para nosotros en la fábrica de cartón, los sistemas automáticos de control de proceso de producción más eficientes controlan con TOTAL FIABILIDAD los otros cinco. El operador se limita a controlar los resultados y a influir manualmente en algunos casos muy especiales.
Los sistemas de control de proceso controlan:
• Temperatura de todos los papeles en los puntos críticos del proceso, mediante scanners.
• Entrada a los single facers, puente y salida de la mesa de secado.
• Humedad en todos los puntos críticos del proceso, mediante scanners
• Tensión de las bandas en todos los puntos.
• Puente y Single Facers
• Aplicación de cola en la encoladora y en los single facers
• Presión de contacto y Temperatura de todos los elementos de la mesa de secado
• Presión de los rodillos de corrugar
• Presión del rodillo de presión del single facer

Todos estos parámetros generan una curva particular para cada tipo de papel o combinaciones, por lo que la repetición de órdenes se hace más sencilla. A partir de allí el sistema se adapta a las variaciones de parámetros dinámicamente durante el pedido y le permite al operador guardar los cambios si estos cambios de parámetros deben ser permanentes.
Los resultados obtenidos hasta el momento son en muchos casos impactantes, o en realidad diría tan buenos como deberían de esperarse, siendo tecnología muy probada y utilizada en muchas otras industrias.
Hay compañías que ya están garantizando resultados como parte de la propuesta de venta. La automatización no soluciona todos nuestros problemas, pero elimina algunos…y calma los nervios.
Se sienten vientos de cambio en nuestra industria, bienvenidos sean.
* Área Sales Manager, Erhard & Leiner Corrugated GmbH.
riguto@mac.com

Tagged with:

Filed under: CorrugadorasMejoras ContinuasProductividad

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!