La industria del corrugado
Sistemas de vapor y condensado
 El buen uso de vapor de alta calidad es un factor fundamental en la producción de cartón de gran calidad a velocidades óptimas de máquina

¿Para qué se usa el vapor?
El cartón duro corrugado se produce encolando un liner (revestimiento liso) y un fluting (ondulado). El fluting, al que se denomina a veces, medio corrugado, se forma por un par de rodillos plisados calentados con vapor.
El vapor se utiliza para el tratamiento y para proporcionar el calor necesario en los procedimientos de formación y encolado que lleva a cabo la máquina
La necesidad de un vapor de alta calidad
Se utiliza vapor por su eficiencia como portador de calor. Éste se genera en la caldera y se transporta hasta la corrugadora por un sistema de distribución de tuberías.
En la corrugadora, éste entrega su calor a los distintos procesos y condensa.
Una propiedad muy importante del vapor saturado es que su temperatura está directamente relacionada a su presión. Por tanto la temperatura de los rodillos calentados y las placas calientes de una corrugadora pueden controlarse con gran precisión regulando la presión del vapor.
Las corrugadoras modernas de alta velocidad funcionan a temperaturas de hasta 190° C, precisando una alimentación de vapor de entre 14 y 16 bar
Para posibilitar el control preciso de la temperatura es esencial suministrar a la máquina un vapor seco de alta calidad a la presión correcta. Cualquier introducción de humedad o de gases incondensables en el vapor, reducirá su temperatura y afectará negativamente a la velocidad de transferencia de calor.
A su vez dificultará la precisión en el control y en algunos casos hará imposible alcanzar las temperaturas de producción deseadas.

vapor

Para producir cartón de alta calidad manteniendo bajos los costes de producción, es esencial que la corrugadora funcione a su velocidad de mayor rendimiento, y que de forma eficiente utilice el calor disponible en el vapor.
Para conseguirlo, es necesario considerar el diseño y funcionamiento del sistema completo de vapor y condensado, teniendo en cuenta el tipo de corrugadora, su velocidad, la atmósfera local y los diferentes tipos de cartón que se producen
Deben también tenerse en cuenta los futuros planes de expansión así como los planes de mejora de las máquinas existentes.
Se fabrican nuevas máquinas y se mejoran las máquinas existentes para funcionar a mayores velocidades, produciendo más cartón por día. Ahora se requieren corrugadoras individuales para ser versátiles y producir muchos tipos diferentes de cartón, con tiempos rápidos de cambio de un producto a otro.
 
La generación de vapor
Cuando el vapor sale de la sala de calderas debe contener tan poca humedad y gases incondensables como sea posible.
Esto asegurará disponer de la máxima cantidad de calor en la corrugadora, minimizando el riesgo de daños en las tuberías a causa de golpes de ariete.
Spirax Sarco dispone de una gran experiencia para ayudarle a producir vapor de alta calidad en sus calderas, con el coste más económico, con un amplio abanico de productos específicamente diseñados para la sala de calderas, todos ellos fabricados con la más alta calidad.
Disponemos de bibliografía técnica y comercial sobre aplicaciones y equipamiento de calderas disponibles al solicitarlos.
Una parte esencial en el diseño y funcionamiento de la sala de calderas, es asegurar que la caldera funcione a su máximo rendimiento posible. Todo esfuerzo debe encaminarse a recuperar y volver a utilizar el calor disponible en fuentes secundarias como son las purgas de caldera.
La distribución de vapor
Desde la sala de calderas se transporta el vapor a la corrugadora mediante el sistema de distribución. Se debe disponer de él en la corrugadora a la presión correcta, en suficiente cantidad y en las mejores condiciones posibles.
Es importante que la tubería que transporta el vapor desde la sala de calderas a la corrugadora se dimensione correctamente. La velocidad del vapor debe ser de un nivel razonable y se debe minimizar la caída de presión.
La instalación de un equipo de medida preciso le permitirá monitorizar el comportamiento de la corrugadora, le asistirá en el empleo de energía y le procurará información que le ayudará en el cálculo preciso de costes de producción de cartón. Esto puede ser particularmente importante cuando una corrugadora hace distintos tipos de cartón.
Para asegurar que las pérdidas por radiación se mantienen mínimas, se debe aislar térmicamente el sistema de distribución de vapor. Incluso cuando está aislado habrá algunas pérdidas por radiación, condensando algo de vapor y formando condensado en la tubería.
Es importante sacar el condensado para que el vapor que llega a la corrugadora sea tan seco como sea posible. La eliminación del condensado de las líneas de distribución es también necesaria para evitar daños causados por golpes de ariete. Éstos ocurren cuando bolsas de condensado son impulsadas a lo largo de las tuberías a la velocidad del vapor
El condensado se puede desalojar por medio de un separador como se muestra en la ilustración de una estación de medición de vapor, y en caso de largos recorridos de distribución, debe instalarse un punto de purga intermedio. Debe hacerse previsión también para eliminar el aire y los gases incondensables del sistema de distribución de vapor mediante eliminadores termostáticos de aire estratégicamente colocados.

El condensado se forma a causa de las pérdidas por radiación en la tubería

 Si no se desaloja, una bolsa de condensado puede desarrollarse y verse arrastrada por la tubería a la velocidad del vapor
Mi agradecimiento al Ing Horacio Rosso por facilitarme este artículo
HoracioRosso@ar.SpiraxSarco.com
 

Tagged with:

Filed under: Consultorio TécnicoSistemas de Vapor

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!