Procesos como el encuadrado, prensado, flejado y paletizado también deben optimizarse en la búsqueda de disminuir los tiempos de entrega y ahorrar costos.


por Ignacio Eiranova* Muchos de los gerentes de la industria focalizan sus esfuerzos en aumentar los niveles de producción de sus plantas respondiendo a la ecuación básica de los negocios:
más volumen producido para la venta, repartido en el mismo costo fijo, para aumentar el margen del negocio. Algunos lo hacen adquiriendo nuevas maquinarias y tecnología y otros lo hacen buscando optimizar sus recursos actuales y mejorando sus procesos.
A la hora de buscar nueva maquinaria de conversión, si se habla de alto rendimiento, no resulta difícil encontrar opciones que alcanzan velocidades de 16.000 cajas a la hora, y que lo hacen con gran calidad de impresión y terminación. Los constructores cada vez producen unidades más versátiles y veloces.

Cuando se trata de mejorar los recursos actuales, se busca actualizar las maquinarias con las que se cuenta y sumarles tecnologías orientadas a desarrollar mayor calidad y velocidad, para responder a las nuevas exigencias. Hay muchas opciones disponibles a estos fines, y van desde la incorporación de un sistema de alimentación por vacío hasta la automatización de la máquina en general.

Lo cierto es que al final de este recorrido, hay más cajas producidas. Y el desafío entonces, es el manejo eficiente de estos volúmenes marginales producidos, para que este adicional signifique un incremento real en los ingresos.

Para lograr esto presentaré algunas opciones de maquinarias que ayudan a mejorar los procesos y reducir los costos de terminación y presentación del producto terminado. empezando desde la salida de las terminadoras, apenas un par de metros atrás, nos encontramos con las flejadoras o atadoras. En la actualidad, hay maquinarias que además de atar o flejar, integran una serie de tareas que simplifican los procesos a la vez que reducen los costos y minimizan la presencia de mano de obra en la línea de producción.

Algunos años atrás cuando mandábamos a imprimir desde nuestra computadora el presupuesto anual para discutirlo con los responsables de cada sector, escuchábamos una impresora de matriz de punto por algunos varios minutos. Y vaya que se escuchaba…Hoy cualquier oficina cuenta con una impresora laser o chorro de tinta que además de ser silenciosa, reduce el tiempo de impresión, incorpora colores, escanea documentos, hace fotocopias y hasta envía y recibe fax.

A la hora de buscar eficiencia en nuestra industria, contar con una máquina que integre tareas, también es fundamental. Lo ideal, en esta posición, es contar con una máquina que gire el paquete de cajas que ha salido del contador ejector para que sea flejado en el sentido correcto, encuadre el paquete de los cuatro lados para obtener un paquete perfectamente formado, prense el paquete y lo fleje utilizando uno o dos flejes según la necesidad.

Sentido correcto de flejado
Es común que después de una FFG encontremos una salida a 90°, o haya una persona tomando el paquete, girándolo y encuadrándolo a mano para luego introducirlo en la atadora flejadora.
Si bien cualquiera de estas soluciones es válida, o rompe con la armonía del lay out de la planta desperdiciando espacios, o incorpora mano de obra
innecesaria al proceso generando costos y tiempos adicionales.

El sentido correcto de flejado es importante por dos razones. La primera, es que la marca que el flejado deja en la caja debe quedar situada en un lugar que no sea visible al armarla. Esto disminuye los reclamos de los clientes. La segunda, es que el volumen de fleje utilizado es sensiblemente menor cuando las cajas se flejan en el sentido correcto que es el sentido de la onda, y por tal implica menos costo.

Para lograr esto es necesario contar con un dispositivo de “gira paquete”, el cual de forma muy sencilla, integra esta tarea en el mismo proceso reduciendo costos de fleje, mejorando el lay out de la planta y restando mano de obra en el proceso.

El encuadrado y el flejado
Para lograr un orden perfecto en el pallet es necesario que la pila esté compuesta por una estructura de paquetes perfectamente escuadrados. Esto sólo será posible si los paquetes de cajas que componen el pallet están, escuadrados de los cuatro lados, prensados y flejados con la presión y la tensión correcta, para que no se desacomoden mientras transitan por los rodillos o son transportados internamente.

Estas dos tareas conducen a generar un pallet estable y con producto bien presentado.
La nueva generación de maquinas periféricas además completan sus funciones al trabajar en forma coordinada con la máquina principal. En el caso que el fleje se termine o que se produzca alguna parada inesperada, una señal es enviada inmediatamente a la introducción de la impresora para que no sigan ingresando planchas y se generen desperdicios.

* ignacio@novala.com.ar

Articulo editado por Mari Papel & Corrugado