El desempeño del rodillo anilox se refleja en la calidad de sus impresiones. Conozca cómo aumentar su productividad a través de un adecuado mantenimiento preventivo

El ahorro es un mandamiento que las empresas modernas tratan de cumplir a cabalidad, especialmente en momentos como el actual, en el que la incertidumbre respecto al rumbo de la economía hace prever resultados poco favorables.

Los métodos y herramientas para disminuir los costos varían entre la optimización de los flujos de producción y la reutilización de materiales de desperdicio, pasando por los dolorosos recortes de personal. Sin embargo, desde el trabajo diario se pueden diseñar estrategias para aprovechar mejor la capacidad instalada que se tiene en planta.

En la industria corrugadora cada vez son más las empresas que invierten en sistemas modernos para ofrecer impresiones de alta calidad a sus clientes con un precio razonable, pues la competencia ha dejado de basarse sólo en los criterios la calidad de la onda. Para evitar que este valor agregado se convierta en una fuente de desperdicio y pérdidas, es necesario implementar políticas adecuadas para el mantenimiento preventivo y correctivo de todas las partes de la máquina impresora.

En los sistemas de impresión flexográficos el rodillo anilox es la parte más delicada, por lo que el adecuado cuidado y mantenimiento de esta pieza puede hacer la diferencia entre una impresión de alta y continua calidad y una defectuosa que genera altos niveles de desperdicio.

En este artículo nos detendremos en las estrategias para obtener un máximo rendimiento de los rodillos anilox cerámicos grabados a láser, a través de diferentes mecanismos de cuidado y mantenimiento.



Cuidados importantes


La clave para aumentar la productividad comienza en el preciso momento en el que se adquiere el rodillo, pues el fabricante imparte instrucciones precisas respecto al manejo de éste durante el traslado y la instalación.

La instalación es el paso a seguir. En este punto es importante que el proceso se haga con personal calificado, pues cualquier descuido en el manejo puede terminar arruinando la estructura de celdas, afectando la calidad de impresión y limitando su vida útil.

Una vez inicie el proceso de impresión, la limpieza diaria comienza a ser un elemento determinante en el desempeño del rodillo anilox y tiene una influencia directa en su duración. Si los procedimientos de limpieza se realizan adecuadamente se puede prevenir la acumulación de tinta seca que va taponando las celdas y reduciendo su capacidad volumétrica.

En caso de que las recomendaciones no sean acatadas al pie de la letra, el corrugador debe recurrir al mantenimiento correctivo, para evitar que un pequeño golpe, desplacamiento o fractura afecte toda la cerámica del rodillo, inhabilitándolo.

Para conocer en detalle los principales elementos a tener en cuenta para optimizar el desempeño de los rodillos anilox de cerámica grabados a láser, consultamos a Juan Bermúdez, actual gerente general de ventas y servicios para América Latina de Harper Corporation of America.

Bermúdez explicó que la vida útil de un rodillo anilox, corriendo a 200 metros por minuto, es de tres años aproximadamente. Sin embargo, aclaró que el 80% de los cilindros se reemplazan o dañan antes de su vida útil por golpes, taponamiento, mal manejo y desgaste prematuro.

También aseguró que es necesario que las compañías adopten políticas de mantenimiento preventivo para ahorrar costos a través del correcto aprovechamiento de la capacidad productiva que se tiene en la planta. De esta forma, los rodillos anilox podrán durar por mucho más tiempo, al igual que todo el sistema de impresión.

¿Cuál es el promedio real de duración de un rodillo?

Es muy relativo. He visto rodillos que han sido dañados desde el momento en el que llegan a la fábrica, hasta rodillos que han sido dañados en espacios de uno a dos meses o un año. Algunas veces esto ocurre por factores mecánicos de la impresora como una presión excesiva de la rasqueta o doctor blade hacia el rodillo anilox, o cuando el sistema dosificador no permite la lubricación adecuada al cilindro para que la rasqueta no genere ningún tipo de desgaste prematuro.

He visto que hay materiales de rasquetas que no son los adecuados, contaminantes de la tinta que quedan estancados debajo de ellas, rayando los rodillos y causando taponamiento.

La falta de mantenimiento, de cuidado y de limpieza hace que se obstruyan las celdas del anilox, impidiendo que la tinta que se transfería originalmente hacia el sustrato pase y que las celdas carguen la misma cantidad de tinta.

¿Podemos decir que el cuidado comienza con la limpieza que se realiza en los cambios de tinta?

Yo diría que el trabajo empieza cuando llega ese rodillo a la fábrica. Es muy importante que ese rodillo sea tratado inmediatamente con el cuidado necesario y su superficie sea limpiada sutilmente antes de ponerlo en la impresora.

Muchos rodillos se dañan en el proceso de ponerlos en la impresora porque les pegan en los extremos y eso genera levantamiento o desplacamiento de la cerámica, que al ser expuesto a las tintas y a todas las condiciones de impresión, puede sufrir un mayor daño hasta que interfiera en la impresión.

¿Cuál es el procedimiento de mantenimiento más adecuado?

La empresa debe tener una política preventiva: limpiar el cilindro antes de que la tinta se seque. Cuando la tinta está húmeda es fácil que con un limpiador benigno puedan remover la tinta que está dentro de las celdas y mantener el volumen original de ese rodillo. Pero si permitimos que el rodillo deje de girar totalmente y lo dejamos más de 5 ó 10 minutos sin que se lubrique con tinta, empieza el proceso de taponamiento que puede ser permanente o temporal, dependiendo de la cantidad de tinta que haya en esas celdas.

Es prácticamente imposible sacar la tinta seca con productos benignos y muchos de los impresores recurren a productos de limpieza sumamente agresivos con pH por debajo de 4 o por encima de 11.8, es decir, o muy ácidos o muy alcalinos y eso es lo que al final del día termina perjudicando no sólo las condiciones originales del anilox a través de micro fracturas de las celdas o a través del rompimiento de la cerámica, sino que también afecta a la persona que está expuesta a estos químicos y al medio ambiente.

A través de la política de precaución se pueden utilizar productos que son benignos cuyo pH está entre 4 y 11, que limpian muy bien y recuperan la capacidad original de volumen que tenga ese rodillo.

Procedimientos de limpieza

Bermúdez también explicó cuáles son los sistemas empleados para la limpieza del rodillo y de la impresora y enfatizó en la importancia de elegir el producto adecuado y usarlo según lo indique el fabricante.

La exposición por largos períodos de tiempo a los limpiadores también afecta el rodillo, por eso el directivo recomienda hacer la limpieza en períodos cortos de tiempo y enjuagar las partes inmediatamente.

¿Cuáles son los productos de limpieza más adecuados para los rodillos?

Hay un universo de productos en el mercado para la limpieza y sería muy difícil determinar si uno es mejor que otro. Lo recomendado es que antes de utilizar cualquier producto químico para la limpieza de rodillos anilox, quien lo utilice tenga la información total de ese producto, no sólo en términos de su funcionamiento sino en términos de su composición química y los beneficios o perjuicios que le pueda causar y qué precauciones se deben tomar para que el operador no vaya a sufrir cualquier tipo de lesión inmediata o futura.

Entonces para eso el usuario o la empresa, antes de utilizar el producto deben pedir el formato de seguridad (MSDS por sus siglas en inglés) para asegurarse que no es nocivo, para tener certeza del pH, y conocer cuáles son las indicaciones para evitar incendios o que el operador sufra lesiones permanentes.

Es cierto que entre más agresivo sea el producto, limpia más. Pero lo que también es cierto es que entre mas agresivo sea el producto, mas posibilidades de daño puede causarle al anilox. La idea es evitar el uso de productos agresivos mediante una política de prevención al taponamiento, lo que nos va a permitir emplear productos benignos que funcionan muy bien cuando la tinta aún no está seca.

¿Cómo debe manejarse el rodillo a la hora de hacer la limpieza de toda la máquina?

Hay muchos impresores que utilizan un limpiador que se pone en la bomba de tinta y lo circula en toda la máquina, hay productos como detergentes que se mezclan con agua y limpian todo el sistema de tinta, incluyendo la cámara cerrada y la bandeja de tinta. Es muy adecuado cuando se piensa cambiar de color.

Ese procedimiento, si se utiliza correctamente y los productos tienen el pH indicado, no va a ofrecer un ataque al rodillo anilox. La única forma en que productos no nocivos destruyan el rodillo, es que el producto se deje sobre la superficie un tiempo extendido.



Cuidados generales


Durante la instalación del rodillo, el cambio de tintas y las paradas, hay que tener ciertos cuidados que garantizarán una mejor conservación de la pieza. Bermúdez sugiere, por ejemplo, utilizar cubiertas para proteger el cilindro cuando esté se encuentre por fuera de la impresora.

Para ello se pueden usar materiales como vinilos con un grosor determinado que eviten el contacto de la superficie cerámica con elementos foráneos que puedan afectar el sistema de celdas. La presencia de elementos rugosos, metálicos o abrasivos en las cubiertas protectoras pueden rayar el rodillo.

¿Cómo puede evitarse, en caso de golpe o desplacamiento, que el desgaste se extienda por el rodillo?

La idea es que el rodillo no se descarapele, pero si ocurre hay una sustancia (cerámica) que se le pone al cilindro en esa área y cuando se seca se le pasa una lija de papel de 600 para que no queden áreas abrasivas. Así se repara el rodillo.

Estas sustancias no siempre son permanentes, pero hay que tratar de cerrar el área afectada porque la rasqueta está rozándola continuamente y puede despegar más cerámica.

Como la cerámica es muy dura, generalmente entre 1.100 a 1.350 vickers , cuando se va a la cámara cerrada o al área de la tinta tiende a estancarse por debajo de las cuchillas y eso genera rayas circunferenciales al rodillo anilox. Esto constituye un desgaste prematuro a una hilera de celdas que genera una línea en la impresión y una vez rayado el rodillo esa línea se va a notar más a medida que se va desgastando el rodillo.

Hay que evitar a toda costa que se desportille el rodillo en los extremos y si eso ocurre, se debe cubrir inmediatamente con esa sustancia.

Bermúdez concluyó que el desgaste prematuro lo puede generar el material, el grosor o el filo de la rasqueta. Sin embargo, reconoció que generalmente las presiones excesivas de la cámara cerrada o de la rasqueta hacia el rodillo anilox generan un contacto que puede terminar desgastando prematuramente la cerámica.

De igual forma, recomendó tener especial cuidado con las tintas, puesto que hay algunas sumamente abrasivas que tienen componentes que al actuar en conjunto con la rasqueta pueden generar desgaste prematuro en la superficie del rodillo.

La clave para lograr rentabilidad en el proceso de impresión, es evitar inconsistencias graficas y desperdicios que impidan trabajar productiva y eficientemente. En palabras de Bermúdez: “Rodillos anilox taponados, dañados y/o desgastados, van a generar toda clase de inconsistencias gráficas que contribuyen directa y negativamente a la rentabilidad de la empresa”.

“Los ahorros y la rentabilidad en el proceso de impresión no provienen del uso de rodillos anilox obsoletos o en malas condiciones de trabajo, sino a través de rodillos en óptimas condiciones operacionales que le den al impresor todos los atributos tecnológicos ofrecidos por su fabricante.”



RECUADRO

USO DE RODILLO GRABADO A LÁSER

El rodillo anilox es el corazón de la máquina impresora y resulta clave a la hora de buscar ahorros pues determina la cantidad de tinta que se debe transferir al sustrato.

Hasta hace algún tiempo se utilizaban rodillos metálicos grabados mecánicamente, con pocas celdas por pulgada lineal y con serias limitaciones en el uso de rasquetas o doctor blades

De acuerdo con Juan Bermúdez, de Harper Corporation of America, el rodillo metálico tiene un recubrimiento de cromo y el grabado se hace mecánicamente a través de una moleta cuya superficie tiene las celdas mecánicas tipo macho. Estos rodillos son muy eficientes en términos de su transferencia de tinta, pero requieren de un cilindro de caucho que dosifica cualquier exceso que vaya sobre la superficie para que sólo se transfiera la cantidad para la que fue acondicionado el rodillo. No admite el uso de doctor blades.

El rodillo anilox cerámico grabado a láser se introduce en la flexografia con el objetivo de poder incluir el sistema dosificador de rasqueta. Esa diferencia entre el grabado a láser y el mecánico es significativa, en el sentido en que el grabado a láser permite que las lineaturas de los rodillos, debido al grabado lleguen hasta 3000 celdas por pulgada lineal, mientras que en el rodillo mecánico sólo se puede llegar a 550 celdas.

por Vanesa Restrepo

Editado por Maripapel & Corrugado



Tagged with:

Filed under: Sin categoría

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!