Cuentan los historiadores que el americano Albert Jones, se inspiró en un accesorio para la vestimenta, muy a la moda de entonces, para introducir una mejora sustancial en el uso del papel que sirviera para proteger elementos frágiles.

Jones se convertiría de este modo en uno de los padres del cartón corrugado al patentar, en 1871 el novedoso material que, a partir de entonces, nunca abandonaría el camino de la mejora continúa y de una popularidad siempre creciente.

El proceso de mejora abarcó, desde las tecnologías de fabricación, hasta los avances en la calidad de la materia prima, y ha permitido satisfacer las demandas cada vez más exigentes de los productores de bienes, en términos de distribución y venta de sus productos.

La última gran adaptación que experimentaría la invención de Jones, comenzó en los años 80, cuando las ondas tradicionales con las que se fabricaban las cajas (Flautas A, B y C) encontraron un límite para responder al requerimiento de empaques individuales, listos para el consumidor y estimulantes desde el punto de vista visual.

La tendencia que llegaba para quedarse era: el empaque fácil, de manipulación fácil, de apertura fácil y de buenos gráficos. El cartón liso, la cartulina o “cartoncillo” parecía reunir a lo necesario para atender este segmento. Aunque no obstante su versatilidad y su gran cualidad como soporte para lograr impresiones de calidad, tenía una limitación importante: la deficiente resistencia al apilamiento, y la escasa estabilidad.

Envases de Microcorrugado

CARTÓN MICROCORRUGADO,LO MEJOR DE LOS DOS MUNDOS

Nuevamente la necesidad agudizó el ingenio y logró combinar en un solo producto, las ventajas más apreciadas de las cajas de cartón corrugado y del cartón liso o cartoncillo.

Nace así el microcorrugado, y permite aprovechar una génesis estructural que le confería una prestación en resistencia nunca vista hasta el momento, y también lograr una adecuada superficie para la impresión de alta calidad.

Las innovaciones técnicas y tecnológicas acompañaron el crecimiento, y la aparición de ondas cada vez más pequeñas, hicieron el resto. El éxito del microcorrugado no se hizo esperar.

Había abierto un mundo de desarrollo para un amplio rango de envases primarios, en paralelo con su aplicación como envase secundario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS 
DEL MICROCORRUGADOEl microcorrugado, conserva la misma estructura que le confiere al corrugado tradicional las magníficas propiedades de resistencia, y rigidez que lo caracterizan. Es decir, está constituido por la unión de hojas lisas que uno o varios ondulados mantienen equidistantes y que producen un efecto multiplicador de soporte de carga.

El microcorrugado, conserva la misma estructura que le confiere al corrugado tradicional las magníficas propiedades de resistencia, y rigidez que lo caracterizan. Es decir, está constituido por la unión de hojas lisas que uno o varios ondulados mantienen equidistantes y que producen un efecto multiplicador de soporte de carga. Difiere sencillamente en el tamaño y cantidad de las ondas utilizadas, lo que a su vez, impacta en una mejora de la superficie de las caras imprimibles.

 

El microcorrugado, conserva la estructura que le confiere al corrugado tradicional las magníficas propiedades de resistencia, y rigidez que lo caracterizan. Está constituido por la unión de hojas lisas que uno o  varios ondulados mantienen equidistantes y que producen un efecto multiplicador de soporte de carga

 

Este avance, junto con la introducción de nuevas tecnologías para la impresión ha impactado de manera significativa en la producción de envases. Las técnicas de  impresión digital, han permitido a los fabricantes de bienes consumibles alcanzar producciones de calidad, económicas y a gran escala.

La penetración del microcorrugado varía de acuerdo a las regiones. Europa ha sido el continente que ha liderado la adopción del microcorrugado. Es seguida a un ritmo menor por Estados Unidos, Latinoamérica y Asia.

En paralelo con este presente, las compañías del sector siguen desarrollando mejoras en varios frentes. Según el seguimiento de la FEFCO (Federación Europea de Cartón Ondulado) algunas de las áreas con avances significativos son: mejoras en la resistencia al agua, investigaciones en adhesivos y tintas, avances tecnológicos para el reciclado y aplicaciones de nanotecnología para crear packaging activos o con propiedades especiales.

Esta tendencia, no hace más que confirmar lo que estuvo claro desde el principio. La innovación ha sido siempre el reaseguro para la supervivencia de un material que goza de buena salud a sus casi 150 años de historia.

Video de una microcorrugadora automatica 

Lic. Daniel Heymann

Cámara Argentina de Cartón Corrugado

 

 

Tagged with:

Filed under: Microcorrugadomicrocorrugadoras

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!