Sistema de vapor y condensado (Ultima parte)

Módulos calientes por secciones

Grupos de módulos calientes por secciones calentadas con vapor procuran el acondicionamiento final del cartón antes de los procesos de acabado.

Un número de módulos individuales se agrupa normalmente en tres secciones. Cada sección necesitará su propia válvula de control de vapor y cada módulo necesitará su propia trampa para vapor.

La primera sección normalmente requiere vapor a alta presión para procurar una alta temperatura. Las siguientes secciones requerirán vapor a media o baja presión, pasando por equipos de reducción de presión.

Si hay instalado un sistema de control de condensado de tipo “cascada”, casi toda la demanda de vapor en las placas de media y baja presión puede ser satisfecha con el revaporizado liberado en las secciones de alta presión de la corrugadora.

Será necesario instalar una estación de válvula reductora para proporcionar vapor suplementario en caso de que el revaporizado no pueda satisfacer el total de la demanda.

Humidificadores

Se pueden encontrar humidificadores de baja presión en dos lugares distintos de una corrugadora.

El primero de ellos es en el primer ondulador donde se utiliza el vapor para humedecer y calentar el medio corrugado antes de pasar por los cilindros corrugadores.

El segundo lugar es en la sección multicapa donde los humidificadores calientan, humedecen y limpian el fieltro que presiona el cartón sobre los módulos calientes.

Los humidificadores se alimentan con vapor a baja presión, bien a través de un conjunto de válvula reductora de presión, o bien con revaporizado procedente del sistema de cascada junto con vapor a baja presión para completar.

Es importante que este vapor sea seco y no arrastre gotas de agua que podrían rociarse sobre el cartón y marcarlo o romperlo. Por tanto antes de una ducha de vapor se debe montar siempre un separador para eliminar toda el agua que pueda arrastrar el vapor.

Debe preverse la parada del suministro de vapor al humidificador cuando la corrugadora detiene su funcionamiento, para evitar humedecimientos localizados. Esto se puede conseguir montando una válvula de esfera con actuador en la línea de suministro del vapor al humidificador, accionada desde el sistema de control de señal.

Continua leyendo…

Te gustó el artículo, Compartelo!

Sistemas de vapor y condensado ( 2 parte)

La alimentación de vapor

Las corrugadoras requieren una presión primaria de vapor desde 7 bar para las máquinas de estilo antiguo, hasta los 16 bar para las máquinas de alta velocidad más nuevas.

Sea cual sea el sistema de empleo de vapor o condensado utilizado, la presión del vapor primario en la corrugadora ha de ser correcta y estable. Los cilindros de corrugar, precalentadores pequeños, rodillos de presión y la primera sección multicapa suelen trabajar a la temperatura más alta. Requieren vapor a alta presión con un margen de ± 0,3 bar (± 2° C).

Hay disponibles distintos tipos de válvulas reductoras de presión, desde las válvulas de acción directa a las más flexibles con actuador neumático, y combinaciones de posicionador electroneumático.

La elección del tipo de válvula reductora depende de las necesidades de la corrugadora.

Una corrugadora que siempre requiere la misma presión en los rodillos de alta temperatura con una demanda razonablemente estable puede tranquilamente utilizar una válvula reductora de acción directa correctamente dimensionada.

Una corrugadora que requiere presiones variables en los rodillos de alta temperatura, con la presión de alimentación ajustada por un simple controlador o desde un panel de control de máquina central, se beneficiará de un sistema neumático por su gran precisión y su capacidad de ajuste a distancia.

¿Dónde se utiliza el vapor?

Continua leyendo…

Te gustó el artículo, Compartelo!

La industria del corrugado

Sistemas de vapor y condensado

 El buen uso de vapor de alta calidad es un factor fundamental en la producción de cartón de gran calidad a velocidades óptimas de máquina

¿Para qué se usa el vapor?

El cartón duro corrugado se produce encolando un liner (revestimiento liso) y un fluting (ondulado). El fluting, al que se denomina a veces, medio corrugado, se forma por un par de rodillos plisados calentados con vapor.

El vapor se utiliza para el tratamiento y para proporcionar el calor necesario en los procedimientos de formación y encolado que lleva a cabo la máquina

La necesidad de un vapor de alta calidad

Se utiliza vapor por su eficiencia como portador de calor. Éste se genera en la caldera y se transporta hasta la corrugadora por un sistema de distribución de tuberías.

En la corrugadora, éste entrega su calor a los distintos procesos y condensa.

Una propiedad muy importante del vapor saturado es que su temperatura está directamente relacionada a su presión. Por tanto la temperatura de los rodillos calentados y las placas calientes de una corrugadora pueden controlarse con gran precisión regulando la presión del vapor.

Las corrugadoras modernas de alta velocidad funcionan a temperaturas de hasta 190° C, precisando una alimentación de vapor de entre 14 y 16 bar

Para posibilitar el control preciso de la temperatura es esencial suministrar a la máquina un vapor seco de alta calidad a la presión correcta. Cualquier introducción de humedad o de gases incondensables en el vapor, reducirá su temperatura y afectará negativamente a la velocidad de transferencia de calor.

A su vez dificultará la precisión en el control y en algunos casos hará imposible alcanzar las temperaturas de producción deseadas.

Continua leyendo…

Te gustó el artículo, Compartelo!

 

 

Te gustó el artículo, Compartelo!

Te gustó el artículo, Compartelo!
 Page 5 of 24  « First  ... « 3  4  5  6  7 » ...  Last »